miércoles, 18 de abril de 2018

¿Porqué te llevas a los que amamos?

El amor es total, no es gradual, no se puede medir, por lo tanto no puedes amar poco o casi amar, o un día amar otro no, amas o no amas, estas en el Amor o no estas en el amor.

Nada en este mundo te pertenece, lo que crees que es tuyo o crees que posees no es más que una ilusión, incluso el cuerpo es un refugio temporal que te permite sentir y cuando llegue el momento tendrás que entregarlo, no es tu morada permanente  y es ese el problema al creer que posees las cosas ya sean objetos, personas, familiares, hijos, padres, abuelos en consecuencia también creerás que alguien te las ha arrebatado cuando ya no están, y eso no es Amor, es posesión, apego.

El corazón puede dar dolor sólo por que así mismo puede dar placer, el dolor es completamente natural, cosa que no aceptas, en el momento que tienes dolor buscas deshacerte de el a tal grado que tratas de evitarlo a toda costa y puede ser que incluso le temas, pues con el dolor sufres y odias sufrir, pero debes saber que se sufre por que no amas, el que Ama de verdad nunca sufre.

Nuevamente, no soy decisión, no me llevo a nadie a ningún lado, no quito sólo doy,  al creer que yo soy quien te arrebata la vida, estás menospreciando a tu libertad, a tu gran poder de creación y así mismo al de tus hermanos, hijos, padres, familiares que son todos, toda la humanidad que a diario muere, pues victimizas a ellos y a ti mismo no aceptando el bello concierto que es la vida.

Tienes la errónea idea de que la muerte es algo malo, crees que la muerte se opone a la vida, crees que la muerte es un enemigo y al considerarla como enemigo quiere decir que no has sido capaz de saber lo que es la vida, pues la muerte y la vida son dos polaridades de una misma energía, no están separados y no son opuestos ni contrarios, la muerte no es el fin de la vida es el triunfo de la vida, una culminación, la muerte es una parte muy importante de la vida, sin la muerte la vida no puede existir, de hecho la vida existe debido a la muerte, la muerte es renovación.

Morir no duele, te duele a ti la muerte de otro, es natural, tienes la costumbre de Amar en carne viva y el dolor y la tristeza son causados por la añoranza y en parte al apego que tienes hacía el que tenga que partir, pero esa tristeza sirve para exorcizar el dolor, para sanarlo y para reafirma la gran felicidad que tienes por compartir el tiempo con ese ser, cuando comprendas esto te darás cuenta de la eternidad de la vida y que nada muere en realidad, que no tiene sentido estancarse en el sufrimiento y llorarle a un cuerpo sin vida, una cáscara que yace unos metros bajo tierra cuando seguramente aquel por quien sufres ya se encuentra nuevamente en  vida con una nueva cáscara y vestiduras, aunque no lo veas más no quiere decir que no esté aquí, nada está ausente, todo está aquí.

El por qué de la partida de alguien en específico es algo que tienes que meditar para descubrir, recuerda que muchos son ángeles mensajeros que traen consigo una gran enseñanza, una experiencia necesaria para tu evolución, debes estar alerta, la muerte no es un castigo, castigo es aquel que tu mismo te impones al temerle, después de todo no debes olvidar que todo lo que ves fue creado especialmente para ti.

¿porqué te llevas a los que amamos?
Nadie se va realmente, nada está ausente, todo está aquí.
Gracias por preguntar.

-La Muerte 

No hay comentarios:

Publicar un comentario