domingo, 6 de mayo de 2018

Retro Reseña Fatal Frame 2 Crimson Butterfly



allá por el 2006 tuve la oportunidad de jugar este juego en su versión de XBOX, tenía poco que me habían regalado está consola y gran parte de mi tiempo en ese entonces fue dedicado a disfrutar de este y varios títulos de aquel gran maquinon, debo decir que hay muchas gratas e hilarantes experiencias de esa época, una de ellas es que teniendo 3 hermanos (uno mayor y 2 menores) era de suma importancia la comunicación, organización y por qué no la paciencia a la hora de planear como dividiríamos el tiempo para poder jugar todos, pues al ser todos hombres rebeldes sin causa, ya teníamos definidos ciertos gustos por el arte a nivel personal, es decir, teníamos gustos diferentes, menuda sorpresa descubrir que cual espejo fuera tenia tanto en común con mis hermanos, como ejemplo un fuerte deseo por experimentar algo con cierta intimidad, esto traducido en que había ocasiones en que si era divertido compartir tiempos de juego en equipo, pero muchas otras veces era necesario enfrentarse a la máquina de manera individual y muy personal.

Tal fue el caso que en una de esas reuniones de hermanos se decretó cambiar de turno cada media hora, en un principio no había menor problema pues la mayoría de los títulos con los que contábamos eran los “Arcades” juegos que saltan directamente a la acción sin más ni menos, el problema se presentó cuando comenzaron a llegar a nuestras manos títulos más complejos con tintes cinematográficos, repletos de cinemáticas que intentaban contarte una historia profunda del juego en cuestión, técnica que se puso muy de moda en esos tiempos, lo que reducía casi a la mitad la experiencia de juego y tiempo con el que contaba para jugar pues casi 20 minutos de mi tiempo me la pasaba viendo cinemáticas, suerte era cuando el titulo te permitía cortarlas pero cuando no lo permitía de verdad era un tormento, además con la tecnología en animaciones CG y lo fácil que uno se emocionaba de niño era imposible no querer ver esas grandiosas cinemáticas.

Esto por supuesto dio como consecuencia otra reunión para decidir qué hacer con este asunto del tiempo, después de ofrendas, tributos y el respectivo pago al dios del gordeo, del gaming y la enajenación, nos fue revelada una solución bastante razonable pero que requería de un gran sacrificio, hacer una peregrinación hacia la paciencia a un día de distancia.

Así es, se decidió dividir el día a solo dos jugadores, es decir, siendo cuatro hermanos, 2 de nosotros sacrificaríamos nuestro turno para jugar al día siguiente, un arma de dos filos pues dependiendo con que hermano te tocara hacer equipo dependía tu tiempo de juego, por supuesto que cuando teníamos horarios de labores diferentes, es decir uno estudiaba en la mañana y otro en la tarde venia como gloria vendita pues al ser este mi caso tenía suficiente tiempo para disfrutar sin prisa alguna ese título que me llamaba con voz seductora a pasar un buen rato juntos, de esa manera la hermandad fue muy feliz, claro menos nuestros padres que insistían en mandarnos por los mandados y hacer tareas que ellos no querían hacer pero esa ya es otra historia.

La versión del juego de la que hablo hoy es la original de Play Station 2, la primera que jugué fue una versión para XBOX que traía opciones extra y otro final alternativo, pero que en cuanto al juego se mantenía igual, después salió una versión para el WII que cambio los gráficos dándoles un poco más de detalle y sexualisó –por alguna extraña razón- a las protagonistas, una versión bastante pobre en realidad comparada con la original, en vez de mejorar en realidad agrego problemas en los controles.

En ese entonces me llamo mucho la atención la trama debido a que estaban teniendo mucho éxito las películas de terror japonés, esas con espíritus malvados que intentan asesinar a todo aquel intruso que ose pisar la casa maldita donde fueron asesinados o bien murieron de algún accidente doméstico de esos que casi no hay.

En ese tiempo me di cuenta que estaba tan domesticado con los dogmas occidentales de la maldad, donde te decían que los fantasmas son malvados y hay que temerles, este juego me vino como revelación y a su vez me permitió aceptar otras opiniones y perspectivas de los conceptos y no dejarme llevar por lo que los demás me dicen creyendo ser lo mejor para mi, también me ilumino el camino a un sinfín de opiniones y culturas diversas que a lo largo de mi camino me han ayudado bastante a mi crecimiento, hoy con gran felicidad puedo decir que el miedo es algo que no cabe dentro de mi ser, y que realmente la mandad no existe si no que realmente todo es un bien en formación, esto con tan solo el simple detalle de la trama de este videojuego donde aunque tengas que hacerle frente a diversas entidades de aspecto fantasmagórico o espiritista, no deja de señalar que en realidad lejos de ser fantasmas malvados o seres infernales, en realidad son almas en tormento, almas lastimadas, energías en frecuencias bajas apegadas a lo que un día amaron y otras tan enraizadas en la materia que no pueden soltar esa identidad que alguna vez tuvieron en vida.

Dicho esto:

La historia se cuenta atraves de Mio y Mayu, hermanas gemelas japonesias quienes al estar jugando en un bosque en el lugar y momento equivocados, se pierden en una aldea conocida solo en leyendas como la aldea perdida, en esta aldea gobernada por un conjunto de maldiciones que en algún momento debido a una Falta hacia el que se hacía decir Dios del abismo infernal, este decide matar a todos los habitantes de este pequeño pueblo condenando sus almas a vagar como protectores del pueblo y así mismo secuestrando cada tanto tiempo a hermanos gemelos para llevar a cabo un ritual tradicional en el que uno de los gemelos tiene que matar en forma de tributo a su hermano.

Mayu (la hermana gemela de Mio que es a quien controlas) susceptible a estas frecuencias, cae bajo el poder de la influencia del Dios, que permite se le meta el chamuco haciéndola perderse de su hermana Mio, así que es tu deber encontrar a tu hermana y salir vivas del pueblo fantasma.

Y claro al ser un pueblo fantasma así pues fantasmas a de haber, ya que de haberse perdido en el pueblo de los caramelos no habría juego que analizar.

Tendrás que lidiar con dos tipos de fantasmas diferentes;

01. Los inofensivos: éstos más que nada son espectros que no presentan peligro alguno y a su vez se dividen en 3 subtipos, estos son fácilmente reconocibles en pantalla pues armado con una cámara especial de la cual hablaré más adelante, que cuenta con un foco sensible a estas frecuencias, se ilumina de color azul para avisarte de la presencia de este tipo de fantasmas a diferencia de los que si presentan un peligro y pueden hacerte daño en cuyo caso se ilumina de color rojo alarmante.

-Los primeros y más comunes son los que aparecen repentinamente con el afán de sacarte un buen pedo, en su mayoría son los fantasmas enemigos que anticipan una batalla rondando por el lugar donde te encuentres dándole un toque de suspenso y terror al juego, como ya mencione aparecen por un tiempo limitado asomados por una ventana, caminando por un pasillo o arrastrándose arrastrándose por el suelo, si reaccionas rápido y logras capturarlos serás premiado con puntos de experiencia y algunos de ellos pasan a una lista de fantasmas capturados en tu menú de inventario en forma de coleccionables.

-Los segundos son menos frecuentes y un poco más difíciles de capturar pues se encuentran en momentos muy específicos del juego tomando un rol de extras y coleccionables que en realidad sólo adornan la historia, estos en su mayoría son habitantes pasivos del pueblo pero igual víctimas de la furia del Dios maniobrero que desató la tragedia sobre el pueblo, estos al igual que los primeros son opcionales en su captura y no impiden el avance del juego, puedes capturarlos por los pocos puntos de experiencia que otorgan.

-Los terceros son menos recurrentes pero necesarios para el avance del juego, estos fungen como sello fantasmal de gran poder energético que pueden impedir que abras una puerta o cruces por algún pasillo, normalmente hacen referencia a un altar familiar o del mismo pueblo en algún punto del mismo dónde tendrás que ir a exorcizar dicha fuerza pedorra negativa para así liberar el camino a seguir.

Estos 3 subtipos de fantasmas pasan a la ya mencionada lista de coleccionables que te darán una gran cantidad de horas de juego si aceptas el reto de encontrarlos y capturarlos a todos.

02. Los otros espectros son más interesantes y son la parte más importante del título, como ya mencione son las almas víctimas del Dios roñoso que cubrió al pueblo con sus fetidos vientos de muerte al no ser complacido con la sangre de una gemela joven, virgen y salidita del comal.

Aunque claro que en su mayoría son muertes relacionadas con el ritual del que te enteraras jugando el juego, no todos tienen relación con el Dios de abismo infernal, salvo por "Sae Mokoseko" gemela víctima del ritual fallido que ha sido poseída por ese ya mencionado Dios culo y que posteriormente posee a "Mayu" una de las protagonistas, "Tuchiko Fumamota" un pobre bato extranjero torturado y obligado a convertirse en el "Kusabi" guardián del abismo y valga la redundancia los guardianes, una especie de monjes guarros ciegos que protegen el camino secreto que lleva al abismo.

A parte de estos ya mencionados nos enfrentaremos a una muy diversa selección de fantasmas quienes cada cual cuenta con su única y característica forma de atacar y por lo mismo tendrás que encontrar el punto débil de cada uno de ellos, esto le da gran variedad al juego pues encontrarás fantasmas lentos y babosos hasta otros más rápidos, ágiles y por lo mismo latosos.

Te enfrentaras al típico aldeano chaqueto que con antorcha en mano, un tridente, un garrote o hasta una sarten y por supuesto , el himno nacional a flor de pecho, intenta ahuyentar a todo aquello que le parezca desconocido o ajeno al pueblo haciendoce valer solo por la muchedumbre que lo acompaña, es decir su compadre el teporocho y su vecino el mandilon, estos no suponen gran dificultad, pareciera que el juego te los pone para que practiques tus pedradas.

Por supuesto no podía faltar la clásica chica de las películas de "El Aro" aquella joven de abundante cabello oscuro y peinado todo p'a adelante que gusta de esconderse en pozos, baúles, barriles, cazuelas y todo aquel lugar o recipiente que de la ilusión de que emerge del abismo, esto para acercarse a mal paso gimiendo como madera vieja o zaguán chillón esperando acercarse lo suficiente para fulminarte con su tradicional truco del ojo, que consiste en lanzarte una mirada macabra descubriendo parte de su bello rostro y ya de paso pegarte una mordidota.

También te enfrentaras a los fantasmitas de unos simpáticos niños, 3 bendiciones que sólo quieren jugar contigo claro esto sin saber que cada contacto de sus brinquitos hacia ti implica que tu barra de salud baje, esto sin mencionar que se lanzan sobre ti como chacales intentando desgreñarte causandote una gran cantidad de daño, esto sumado a que se la pasan corriendo por todos lados como ardillas le da un puñado de dificultad al juego, de hecho estos chamaco fungen como jefe final de un capítulo.

Estos y muchos más encontrarás a lo largo del juego que como ya mencione es rico en variedad de enemigos que a mi parecer son los verdaderos protagonistas.


Es difícil creer que uno puede hacerle frente a estas entidades que al ser parte espíritu que deambula como recuerdo tormentoso, instinto y miedo, que en forma de plasma vibracional que simula cuerpo altera nuestro campo de salud que sucumbe ante el terror de impacto absorbiendo la poca luminosidad que aún se resiste y nos hospeda.

Luz, bendita luz....

Es aquí cuando descubres la "Cámara Oscura" una curiosa cámara que encuentras en una de las casas del pueblo, esta cámara tiene el poder de exorcizar con su luz estas fuerzas espirituales para darles su respectivo descanso liberándolas de su agonía, claro que parece no tener chiste esto de estar tomando fotos a los fantasmitas pero en realidad resulta todo lo contrario pues se vuelve un verdadero reto no paniquearte a la hora de tomarles la foto con tan perturbador aspecto, pues en su mayoría aparecen -como ya mencione-  como formas hostiles que intentan atacarte para correrte de la casa y si es posible del pueblo, esto claro por el gran yugo que pesa sobre ellos, completamente comprensible tomando en cuenta que llevan millones de años sin poder salir de su casa, por supuesto que eso encabrona a cualquiera, y encima un par de escuinclas se meten a tu chante sin permiso, obvio que vas a querer correrlas a puros gritotes.

El reto aquí se encuentra en la paciencia y precisión que debes tener a la hora de tomar la foto, pues dependiendo como lo hagas podrás hacerle o no daño al espectro, en el modo cámara aparece un circulo con letras que te avisan en forma de sonido vibrante que tan cerca estas del ente que mientras más cerca esté más fuerte y resonante es la vibración de esta frecuencia que de acertar correctamente bajaras una gran parte de la barra de vida del fantasma, esto combinado con la tensión que conlleva realizarlo, junto con la música de ambiente y los gemidos y gritos del fantasma pueden llevarte al borde de un infarto.

La cámara puede mejorarse con los puntos de experiencia que obtienes al exorcizar fantasmas, por ejemplo la eficacia de los disparos, la sensibilidad del foco y cosas así, además de power ups y diferentes tipos de rollo que iras descubriendo a lo largo del juego.

Respecto a las protagonistas, la imagen infantil que reflejan te hacen ver y sentir en extremo vulnerable, los modelos de estas nenas se mueven con tal delicadeza que parecen que se van a romper al menor ataque, la velocidad a la que se mueven e incluso corren no te permite siquiera escapar de los fantasmas si quisieras evitarlos haciendo prácticamente obligatoria toda pelea con estos, esto claro con la intención de crear un ambiente de peligro, suspenso y terror.

Y parecerá mentira pero la ambientación está muy bien lograda, a estos tiempos el título recrea muy bien un ambiente de suspenso que te atrapa y puede hasta ponerte nervioso en las diferentes situaciones en las que te encontrarás, se ayuda claro de algunos screemers, es decir el terror de impacto, es decir esa mecánica en la que cuando menos te lo esperas aparece una imagen fantasmal es la pantalla seguido de un ruido espantoso con la intención de funcionar como laxante para tu colon, pero en su gran mayoría el suspenso y terror es creado por la música, ambientación y recreación del pueblo perdido.

El titulo no es tan largo quizás a lo mucho 6 horas la primera vez, lo más interesante podría resultar en los diferentes finales que visualizas dependiendo el nivel de dificultad en el que lo juegues y con algunos extras y desbloqueables que te darán una experiencia más completa, en mi opinión el juego a envejecido bastante bien, los controles han sido pulidos dando una mejor precisión a comparación de su predecesor, y aunque salieron más títulos posteriores a este, no han logrado esa perfección en cuanto a la historia y modo de juego lo que ha logrado queden en el olvido, este en mi opinión me parece el mejor de la saga, un título que resalta por el gran trabajo realizado donde se nota el esmero por mejorar un producto, todo un clásico en estos tiempos donde cae muy bien descubrir esos grandes títulos que iniciaron una tendencia que ahora ya enmugrada y desecha pierde de cierto modo el respeto por aquellas ideas en las cuales se basan.



-Richi

No hay comentarios:

Publicar un comentario