miércoles, 6 de abril de 2022

¿Que ofrece DOOM y DOOM 2 en PlayStation 4?


 


Con el éxito comercial del nuevo lanzamiento de la saga DOOM hace un par de años, por más señas en el 2016 y el anuncio de la secuela directa DOOM ETERNAL, Bethesda, quien funge como distribuidora de este programa, aprovechando la fiebre del tema, lanza a mediados del 2019 los clásicos Ultimate Doom y Doom 2 para las consolas actuales, (Ah sí, también el DOOM 3 pero ese no es un clásico) que si bien el DOOM pareciera ha estado presente en toda plataforma que se preste para correrlo por lo versátil de su código fuente, pues hasta en un cajero automático lo han hecho correr. De forma “oficial” son pocas las plataformas que han gozado de una decente adaptación de estos clásicos de ID SOFTWARE.

Esta es una opinión muy personal y casera, asi que, si esperas objetividad o imparcialidad, no será el caso, ya puedes ir cerrando el post.

Hace ya unos ayeres se encontraban en promoción estos clásicos en la tienda digital de la PS4, $1.49 Dólares cada uno, que ya con la conversión, impuestos y un dólar a la baja en ese entonces me habré gastado $120 pesos mexicanos por los tres juegos (DOOM 1, 2 y 3) una forma de poner un equilibrio de mi parte pues en todos estos años de ser fanático y jugador recurrente de estos dos clásicos (Si, reitero, el DOOM 3 no me parece un clásico) nunca había pagado por ellos, tanto por la falta del denario en mi servicio como por la maña y facilidad de conseguirlos de forma gratuita en el internet, convencido por las características del producto mostradas en dicha tienda y el poco espacio de almacenamiento requerido (y claro por ser un fan) procedo al intercambio con el diablo para re-saborear esta poesía demoniaca en esta plataforma (PlayStation 4) que ya después de darles su merecido tiempo en diversos aspectos (pues hasta en una reunión familiar lo echamos andar) puedo dar una buena opinión de lo que ofrece este port para consolas de nueva generación, esto con el fin de evidenciar si bethesda nos está brindando un regalo para los consumidores, fieles seguidores y fans o solo se está aprovechando del mame, de la fiebre, del cachondeo de DOOM para sacarnos más dinero.

Primeramente no hace falta reseñar los títulos, son bien conocidos en el medio tanto a nivel escena como a nivel inframundo, DOOM es el padre de los juegos de disparos en primera persona carajo!! Y puedo decir que hasta de otros géneros, asi que si no lo has jugado cierra esta página y ponte a jugarlo. 

Los títulos -como quizás ya sé dejó claro, vienen por separado, se venden como juegos independientes en la PlayStation Store, hoy por hoy me he dado cuenta que los ponen en promoción cada mes o cada dos meses, si no eres de los que checa las promociones recurrentemente, mi consejo es que esperes, revises y si no están en las promociones, aguantes a las siguientes, seguro los vuelven a poner.

vienen con trofeos

Si sentirte un avatar del género RPG es tu percepción de la realidad y cualquier situación que te dé la sensación de subir de nivel es lo tuyo, te alegrara saber que estos clásicos vienen con trofeos y logros en el caso del PS4 y XBOX respectivamente (desconozco el método en nintendo) como es de esperarse la gran mayoría de estos trofeos se liberar de forma inherente a la campaña, salvo algunos que requieren algo más de compromiso (para allá vamos) pero lamentablemente la gran mayoría se liberan solo por jugar la campaña.

¿Por qué lamentablemente?

Pues tomando en cuenta el monumental tiempo que lleva DOOM en la escena (salió en el 93 carajo!!) los trucos y posibilidades que ofrece el juego daban para poner retos más sabrosos -decimos acá- para expandir la jugabilidad y el reto a poder platinar estos clásicos, es decir, muy a pesar de que DOOM tiene 26 años de antigüedad, y que se ha mantenido activo durante este tiempo en diversas formas, y debo hacer hincapié aquí pues el que no aparezca en los medios más conocidos y pocos conocidos no quiere decir que haya muerto o ya no se juegue, por ende, en este aspecto quizás tan insignificante como lo es el de los trofeos, me parece que muy poco interés le han puesto a desarrollar dicho apartado. 

Efectivamente es un menor aspecto y posiblemente de muy poco interés, pero al menos de mi parte me pareció algo decepcionante, pues como ya mencioné la gran mayoría se obtienen solo por jugar la campaña, algo como hacer un rocket jump, terminar ciertas expansiones o tiempo record hubiera alegrado el corazón de este michi jugón.

Algo de agradecer es el apartado multijugador pues se puede jugar la campaña completa (en ambos títulos) con hasta cuatro jugadores en cooperativo o unas buenas deathmatch por equipo o FFA haciendo la delicia de los combatientes de la vieja guardia, lamentablemente esto solo es posible de manera local en pantalla dividida y carece de opciones de personalización, como activar algunos dmflags o desactivar el fuego amigo pues en una campaña cooperativa jode mucho a la hora de salir a lo rambo a defender el fuerte, el multijugador en línea brilla por su ausencia, y vuelvo a reiterar que el titulo aun se juega en el inframundo limitando el juego a lo local cuando unas buenas batallas en línea siempre son buenas entre la pandilla.

Aparte del juego original (los 4 episodios en ultimate DOOM y los 32 en DOOM2) contamos con el más reciente SIgil, episodio creado para Ultimate DOOM por uno de los padres de este, john Romero apenas en el año 2019 (que por cierto, ya se encuentra desarrollando Sigil 2 para DOOM 2), y las clásicas “expansiones” TNT y Plutonia para DOOM 2, en el caso de este último también contamos con los niveles maestros y la expansión “no rest for the living” que si no me equivoco salió de forma oficial junto con la versión BFG de DOOM 3, aparte de 9 MegaWads (episodios) más hechos por terceros para darle un poco mas de jugabilidad al DOOM, lamentablemente muy a pesar de la gran cantidad de mapas que ya posee este port, muy en mi opinión personal se queda corto, pues como ya maullé el DOOM tiene 26 años de edad y la comunidad ha hecho de todo en este programa, modificando a tal nivel que prácticamente se puede hacer de DOOM lo que sea, con decirles que hasta existe un modo de pelea tipo Street figther con el motor o la famosa TC donde todo DOOM se juega en el mundo de los simpsons.

Quizás me esté poniendo jodidamente exigente pero si Bethesda hubiera dado la oportunidad de cargar cualquier WAD ajeno para nuestro disfrute, definitivamente nos hubiera brindado la versión de los clásicos de DOOM definitiva, y pues si su intención es que las nuevas generaciones jueguen DOOM en su máximo esplendor, se ha visto muy limitado y condicionado en ese sentido, pues me hubiera encantado jugar mapas verdaderamente emocionantes creados por la comunidad o hasta los que yo he creado para tal y disfrutarlos en una gran pantalla con la manada.

Claro que no cuesta mucho conectar la PC a la pantalla y darse gusto, pero hasta con esta opción muchos de los ports mas famosos limitan la experiencia a un solo jugador, que mas da, con esto y muy a pesar del poderío de las consolas de nueva generación, definitivamente jugar DOOM en la PC es la mejor experiencia que existe hasta hoy en día.

Aparte de las clásicas dificultades del juego original, en esta versión agregaron la dificultad ULTRA VIOLENCIA + que se trata de un puente entre la origina ULTRA VIOLENCIA y PESADILLA, pues en esta “nueva dificultad” los enemigos son muy agresivos y rápidos cual si de la dificultad pesadilla se tratase, con la diferencia que no reviven después de un rato.


En el caso de DOOM 3, se trata de la versión BFG, donde la linterna se encuentra añadida en el traje y no tienes que desenfundarla cuando quieras saber que carajos hay en el escenario, algo muy cómodo por supuesto, aunque me parece que la dificultad ha sido alterada a comparación de la versión original pues abunda la munición y los pasillos no son tan oscuros.

Para esta versión contamos con la clásica expansión “resurection of evil” y los niveles perdidos, y aquí si tengo una pinche queja pues ¿Por qué no pusieron multijugador? La campaña de la versión de DOOM 3 para XBOX contaba con un apartado multijugador por medio de conexión local para poder jugar la historia con un carnal, claro, se requerían de dos XBOX conectados pero vamos, claramente este juego es muy viejo para la PS4 y soporta dos jugadores en pantalla dividida, de por si el juego no es una experiencia agradable y apenas soportable y la posibilidad de jugar con un compañero la dota de algo mas ameno, lo que me lleva a lo mismo, al parecer no le dan la atención necesaria a estos apartados y pareciera que solo los lanzan al mercado nuevamente pues con la fiebre provocada por el anuncio de DOOM ETERNAL (en su momento) todo lo que se llame DOOM funge como producto tentador para el consumidor

 Peeeero, apenas un ratito sacaron a la venta una edición coleccionista bastante puerca con llaveros, posters, los clásicos en bluray para PS4 y una caja musical. ¿A qué se debe esto?

Claramente Bethesda funciona para la complacencia del capital y no para el semejante que hizo de DOOM algo grande, pues cada versión que se atreven a lanzar tiene el mínimo de atención y calidad que de echo les precede el juego original, pues los niveles maestros y el episodio Sigil me han dado errores en esta versión, será que el famoso código versátil de DOOM que otrora ha corrido en todos lados sin errores en PS4 no es tan versátil? O será que estas versiones y las que vienen no están dirigidas al amante y seguidor de la saga y solo al fanatico y seguidor que cuenta con billetes pues de regalo esto nada tiene.

Son tiempos muy interesantes los que corren, en el mundo de los videojuegos sale a relucir una titánica pereza, indiferencia y falta de respeto por los consumidores, pues lo he notado en esta saga, y muchas mas, pareciera que cuando se trata de adaptaciones y remasters, las casas responsables dan muy poco de si, y lo peor, los encargados no se toman el tiempo de revisar el producto final cual si el lema “pues ahí como te quede esta bien” sea la máxima entre sus pliegues grasientos, total, con la publicidad arreglamos todo y claro nuestras indignas promesas de que lo arreglaremos.

Ahí está el famoso caso de la saga grand theft auto, aquí en DOOM he tenido muchos errores y descontentos, se nota en Duke Nukem, las colecciones de megaman y megaman X (un insulto para los consumidores) y en el relanzamiento de la nueva saga de Ninja Gaiden, y esto porque ahora al tratarse de remasterizaciones mejor me lo pienso dos veces y la verdad prefiero quedarme con las versiones antiguas, estoy seguro que a ti querido lector alguna te ha pasado.

Esto me ha orillado a mejor buscar en el mundo de la piratería, con emuladores y copias que muchas veces funcionan mejor que las originales, donde la comunidad lanza parches y mejoras que arreglan muchos de los errores que los originales desarrolladores no se toman la molestia de arreglar, total, su moral me la paso por mis huevitos peludos de gato, acá hay mas corazón y menos comercio, y se preservan de manera mas comprometida las obras que hacen felices al mundo del videojuego, y sin pedir nada a cambio salvo en ocasionas tu opinión de que si te funciono o no, a claro y las gracias. 

Muchas gracias.

jueves, 3 de marzo de 2022

Recordando los tiempos viejos

 


Y ya después de mucho tiempo de que inicié, abandoné, retomé y abandoné de nuevo este espacio de lectura, me encuentro otra vez aquí con ganas de desahogarme.

Hace ya un rato que había mencionado cierto proyecto literario que tenía entre manos (hace 5 años que lo comencé y 4 años que lo anuncié) cuya historia es bastante graciosa, al menos para mi pues su inicio tiene lugar en un acontecimiento de hace tiempo cuando eventos sucedidos en el país afectaron mi preocupación (nuevamente) tanto en la esperanza hacia mi amado pueblo, como a -y quizás mayormente-  mi círculo social de amigos hermanos míos donde en tiempo de ya vieja experiencia en el camino azul en una búsqueda de la verdad, percibía yo actitudes y demandas de un entender o un razonar bastante arcaico en base a lo que se predicaba en este ya mencionado círculo social, esto me llevó a escribir mi descontento en un pequeño texto que decidí llamar “Justicia vs Venganza y La cacería de Brujas” este texto lo publiqué aquí en este BLOG, y que debido a la mediocre información que circula en redes sociales y de la cual ahora todos están adoptando como la nueva TV donde cada vez que intentan figurar su conocimiento y pensares solo evidencian la nefasta cantidad de tiempo que pasan a merced de esta ahora “chismografía celeste” donde las supuestas noticias -que de noticia nada tienen- basadas en el antiguo arte del correveyfijate y el correveydile ha provocado que toda información sea pasajera, vana, pervertida y se pierda a velocidad record en aquel mundo, lo que hizo que mi texto pasara completamente desapercibido (sin ofender a las siete lecturas registradas por el BLOG donde tres eran mías) en la búsqueda de que este corazón hecho texto llegara a otras personas y latitudes, intenté meterlo en alguna revista o periódico local donde fuera aceptado, fue rechazado por no tratarse (yo merengues) de un “personaje conocido” (pues muchos me preguntaban ¿y usted es periodista? O ¿y de donde es usted? ¿sale en la tele?) y más importante protegido por derechos de autor, esto último es necesario al parecer para publicar cualquier texto dentro de cualquier producto público de cualquier índole regido por estas leyes y condiciones, así no les causo problemas legales y de paso me protejo a mí mismo de piratas y ratas que se vieran interesados por sacarle provecho a esas quizás tres hojitas de Word a 11 puntos que había escrito, desmotivado pero no vencido investigue la forma de registrarme ante “Indautor” o como sea que se escriba, con la ayuda de una querida amiga que me facilitó muy buena información al respecto, lamentablemente, yo tenía que ser dueño de una obra literaria -en este caso- para poder hacer el trámite, con dicha obra ya impresa y diversas condiciones que si investiga un poco el tema querido lector podrá descubrir, las tres hojitas de Word a 11 puntos que había escrito no fungían para nada como una obra literaria, así que consideré la posibilidad de crear una para poder meter mi tan mencionado texto dentro de la misma y así llegue a más público.

Al parecer mas allá de la crítica social e irregularidades de mi entorno, tenía sustancia exquisita que expresar, conocía muchas historias que quería compartir, muchas muchas experiencias vividas en mi recorrido de la niñes a la edad adulta, y de esta propuesta salieron bastantes textos que adapté a cuentos cortos de narrativa, esto sin saber nada de literatura ni gramática, pensé en que si había reglas para esto me las pasaría por el arco de triunfo.

Y aunque dos que tres personas muy valiosas y cercanas quisieron apoyarme económicamente para materializar este trabajo en ya una obra literaria, me negué a aceptarlo pidiendo apoyo de otra índole, la de sus corazones, en vez de aceptar dinero les presente diversos cuentos pidiéndoles su honesta opinión, cuentos que intercambiaba dependiendo la persona, eso me ayudaría muchísimo desde mi condición de querer cambiar muchas partes de los distintos textos, y en efecto así fue, las opiniones me levantaron el animo lo que me motivó a seguir echándole galleta, después de escribir a lo bestia me propuse implementar la misma practica con los grandes amigos que se decían ser mis amigos, para ello utilice a la ramera de Facebook pues al parecer ahí están todos conglomerados y desde ahí les pedí un parote.

Conocidos muy cercanos, amigos de tiempo e inclusive personajes del ya mencionado circulo social al que estaba yo enamorado, y vaya sorpresa me di al darme cuenta que después de 4 años (y sigo esperando que esos disque amigos se acuerden) de los casi 50 que pedí el favor, solo 2 respondieron, solo 2 leyeron los tres cuentos (mandé tres por persona) y solo 2 hermosas personas se tomaron el tiempo para leer y decirme al menos, pues me gustó o la neta no me gustó.

Por supuesto que esto provoco que le echara mas galleta al asunto y me hizo entender muchas cosas, cosas contundentes que en efecto aplicaría tanto a mi vida diaria como a mi percepción y entendimiento de los diferentes conceptos que replica esta raza de humanos, a tal grado que hoy por hoy me simplificó mucho mucho las cosas pues aprendí a confiar mas en mi mismo y ahora pienso que todo aquel que cree que la pandemia existe, es un idiota, sin sentido común, así de fácil.

Pero bueno, el proyecto está detenido y hoy me da gusto retomarlo, y claro agradesco no haberme dejado llevar por lo fácil pues de haberlo publicado seguro me arrepiento pues hoy leyendo ciertos escritos pues qué barbaridad, requieren un retoque, pero bueno para que yo comenzara a escribir sin parar esa fue la idea detonante, la voluntad incansable de realizar esta obra literaria: meter mis tres hojitas de Word a 11 puntos para que sean leídas, sin embargo no encontré lugar ni forma de integrar esto en una historia, así que la expongo aquí como nota final, esperando le interese leerla y de ser así, le haga recapacitar varias cosas acerca de nuestro comportamiento ante nuestra posición de sociedad civil, habitante, pueblo o gente en este amado hogar llamado México, donde todos somos gente, gente de México.

Los acontecimientos expresados en este texto ya llevan  un ratote que pasaron, imagínese querido lector, fueron antes de la falsa pandemia, y como ya nadie recuerda nada antes de la falsa pandemia pues le va a sonar extraño, pero no se deje engañar, que los mexicanos (desde mi mas sincera opinión) poco han evolucionado.

 

Justicia vs Venganza y la Cacería de Brujas

¿Sabes diferenciar entre justicia y venganza?

Es triste saber que aún existe en estos tiempos una forma de creer donde - al menos aquí en los mexicos - "justicia" es sinónimo de castigo, el sistema de justicia que tiene México se basa en castigar a aquel que ha cometido un delito, y delito a los ojos de los jueces más hipócritas del sistema de gobierno y de la sociedad, ósea todos.

Aquí choco terriblemente porque quizá la experiencia que tengo con este tema es sobre todo negativa, pues la mayoría de conocidos que tengo que pisan la cárcel o son sometidos a este “sistema de justicia” por ya sea sus arranques de desesperación por la situación económica o el muchas veces triste estilo de vida que llevan, consecuencia del mismo sector educativo y social, resulta que salen peor de como entraron, y con peor me refiero a que un castigo consecuencia de una agresión o un delito hacia un semejante solo crea mayor odio o desesperación de la que ya carga el sujeto, haciendo más complicada su ya de por sí difícil situación, pues, en vez de indagar o desenmarañar los misterios de una mente carente de compasión o respeto a sus semejantes, el sistema de justicia se limita – terrible y perezosamente y como ya dije- a implementar un castigo igual o incluso peor y más criminal que el del propio sujeto, imponiendo un intento de reflexión hacia sus acciones que obviamente no dará resultado, e incluso agravian el dolor y odio, convirtiendo a las absurdas e injustas leyes de un sistema de gobierno en amenazas directas hacia el pueblo, solo para mantenerlo a raya cumpliendo el concepto de control sobre la sociedad que le permite exprimirla a voluntad.

Para esto basta con permitirse dialogar con alguien que ha pisado la cárcel o un anexo para darse cuenta del terrible trato que reciben por parte de las supuestas autoridades que rigen estos patíbulos sanguinarios.

Por otro lado, es realmente triste que el pueblo mexicano crea en este arcaico sistema de justicia -que de justicia nada tiene-  casi ostentando que entienden el concepto de la misma y hasta creen ser candidatos perfectos para dictarla, para fungir como jueces.

Y este es el verdadero problema, que todos toman el papel de juez, sentenciando y condenando a sus semejantes con el limitado concepto del OJO POR OJO dando vida a esa “Tierra de Hipócritas” de la que habla aquel poeta.

Lejos de pedir justicia, lo que realmente piden es venganza, piden el castigo hacia aquel que los ha ofendido, los ha lastimado, los ha insultado, provocado, asustado, contestado mal o hasta los ha visto feo, porque realmente ¿quién se mira a si mismo antes de juzgar a otro?

¿Qué te Gobierna México?

Es verdad que México presume de un sistema de gobierno bastante eficiente, pero en realidad es que no gobierna nada, está claro que no dirige, no ayuda, solo figura, impone, pero yo te pregunto querido lector ¿es realmente el gobierno quien te gobierna? O ¿Qué es eso que te gobierna?

¿Somos o no somos?

Pero aquí hay una contradicción bastante peculiar, la sociedad ya está muy molesta, está harta, está emputada mijo, al preguntar sobre la situación de su pueblo, es curioso cómo no pueden esperar a revelar todas esas quejas que tienen hacia sus gobernantes, tachando así a su gobierno como lo peor y principal responsable de sus desdichas, mucha corrupción, mucha violencia, pereza, injusticia, indiferencia y muchos conceptos negativos que por alguna razón tienen bien ubicados ¿será porque tienen que lidiar con ellos día con día?

Pobreza, corrupción, crimen, desfalco, inseguridad, injusticia, robo, etcétera… Vaya que es interesante como las personas hablan de su casa, de su hogar.

Ahora lo curioso es que ante cualquier adversidad ¿Por qué acuden a él?

Es decir, si no están de acuerdo con las leyes ¿Por qué acuden - digamos - a las ineficientes autoridades cuando son víctimas de un asalto? ¿O cuando tradicionalmente los porros aplacan una manifestación? ¿O cuando se tapan las coladeras inundando las calles por esa enfermedad llamada consumismo que se transforma en basura y que resulta que nadie tiró? ¿O porque se cuelgan “ilegalmente” de los postes de luz? ¿O porque hay baches? ¿O porque hay un drogadicto afuera de su casa? ¿O porque hay un carro mal estacionado? ¿O porque el vecino hace mucho ruido y no te deja dormir? ¿O porque hay gente pobre en las calles? ¿O porque los “Ninis”? ¿O porque hay un tipo misterioso afuera de su casa que les da miedo? O porque ¡CHINGUE A SU MADRE EL GOBIERNO!

¿A poco no es eso una hipocresía?

Mi amigo Aniceto me contaba lo furioso que estaba con sus compañeros de trabajo y más que nada con su jefe, pues resulta que fue suspendido un día sin gozo de sueldo pues decidió no presentarse a trabajar un día sábado que casualmente coincidía con un peculiar número de día en su calendario que resulta ser “Festivo” a lo que según las leyes debe pagarse al doble o triple, como esto último no sería “respetado” decidió no presentarse a trabajar en honor a la revolución y la democracia y un poco de rebeldía, casualmente poco después fue corrido del trabajo por un largo historial de faltas injustificadas y retardos en su horario laboral y un poco de rebeldía.

Es un ejemplo bastante absurdo lo admito, pero a eso me refiero, Aniceto era el primero en quejarse de las leyes laborales de la empresa o cualquier otra ley y ni se diga a la hora de llevarlas a la práctica, pero cuando se trata de un beneficio para Aniceto se le olvida su revolución y su rebeldía.

Lo mismo pasa con el gobierno, el pueblo ya lo considera ineficiente pero aun así no deja pasar la oportunidad para exigirle resultados, exigirle un cambio, exigir acabe con la pobreza, exigir acabe con la corrupción, exigir acabe con la inseguridad, exigir acabe con los secuestros, exigir dé fin a los acosos, exigir aumente el salario mínimo, exigir acabe con la delincuencia, exigir exigir exigir…

¿Qué te Gobierna México?

¿Es codependencia? O ¿Por qué se sigue reconociendo a un gobierno como tal? Porque a decir verdad, creer que el gobierno tiene la obligación de resolver todo lo ya mencionado solo porque usted querido lector paga impuestos, me parece más una absurda escusa y pretexto para culpar a alguien y poder mantener a flote el mediocre madero de sus vicios y apegos, porque seamos sinceros ¿Dónde vienen esos impuestos? ¿De qué forma se hace rico el gobierno y las empresas? Y ¿Qué tan fuerte es su voluntad, querido lector,  para detener su consumo, adicciones y comodidades para hacer temblar el sistema entero? Estamos conscientes de que vicios y adicciones hay muchos, no solo el alcohol o el cigarro o las drogas lo provocan, azucares, refrescos, internet, TV, tecnología, electrónica, el trabajo, el chisme, la crítica, la ira, la burla, la ofensa, la mentira, la vanidad, los deseos, la cogedera, religión, por mencionar algunos, ni buenos ni malos, vicios, apegos, todos consecuencia de una carencia en su ser, en su espíritu, carencia que debe ser encontrada y trabajada, ¿Estamos listos para eso? Porque debe saber que tiene la fuerza suficiente para cambiar cualquier aspecto de su vida, de lo contrario lo único que hacemos es culpar a alguien más de nuestra participación y oportunidad con el prójimo en el servicio, se cree la víctima y toma el papel de juez para sentenciar e imponer cambios a su entorno y nunca a su centro.

¿Justicia por mi propia mano?

En el otro extremo, el pueblo harto de la vida que lleva decide que si las autoridades no capturan y ajustician a los criminales, lo hará el propio pueblo haciendo justicia por su propia mano. ¿Cuál es esa mano? ¿De qué modo?

Justicia vs Venganza

“Justicia no es castigo, justicia sin amor es injusticia, ¿Cómo la justicia va a castigar o destruir a un ser llamado criminal o violento cuando ya está destruido y es por ello que delinque?”

Ya no se trata de quien la deba si no de quien la pague

Poco a poco los casos en los que el pueblo reprende, golpea, quema vivos y asesina a supuestos criminales van tomando fuerza, al parecer esta es la definición de justicia que el pueblo tiene, un acto de violencia, un ritual demoniaco donde la muchedumbre desahoga su furia, su miedo, su inseguridad que es miedo igualmente, su ignorancia, su decadencia, sus frustraciones, su resentimiento, su dolor, su cobardía, su impotencia, su locura y lo llaman justicia.

Es solo el dolor del ego el que clama venganza, no justicia, su justicia no es justicia, es simple venganza.

Somos seres muy sensibles y estamos conectados unos a otros y así mismo con todo lo que nos rodea, cualquier acto de odio o violencia hacia un semejante en consecuencia lo sentiremos en nosotros mismos, pero la interpretación ya depende de cada mente, pues puede generar en ti empatía y en otro gusto y en otro compasión y en otro impotencia y en otra tristeza y en otra dolor y en otro gracia y así un sin fin de sentimientos, pero el acto es para todo aquel que lo presencia, por eso mismo es muy importante no dejarse gobernar por las emociones, estar alerta, en su centro, centrado, sereno moreno, no estar en la pendeja pues, tu creencia de justicia no es la misma para otro, aquí empieza la cacería de brujas.

Hace poco tiempo se dio un evento en el CCH Azcapotzalco donde una manifestación fue reprimida con violencia por otros manifestantes que han etiquetado como porros, un evento bastante triste pues evidencia lo limitada y retrasada que está la sociedad y el país.

Esto desató en el pueblo hipócrita un llamado a las autoridades para que se haga venganza, para que todos estos jóvenes golpeados y que algunos hasta al hospital fueron a dar, sean vengados.

Esto es un tema bastante controversial, fuera de las razones por las que los alumnos agredidos decidieron hacer paro estudiantil y manifestarse, que están en todo derecho pues es una respuesta a las irregularidades que aparecen en el plantel y que solo son comprendidas por aquel que trabaje y estudie ahí y que la violencia nunca es solución para nada, hay algo fuera de todo esto que me llama mucho la atención, la hipocresía del pueblo.

Y es que parece ser que solo encarcelados, hospitalizados, golpeados o muertos existen para el pueblo, y solo así prestan atención.

¿Qué quiere decir esto?

Que todos estos eventos tan “FUERTES” que pasan, el nivel de violencia que hay en el país, es una especie de requerimiento para despertar, lamentablemente se requiere de estos cantos catastróficos para que el pueblo preste atención, para que se dé cuenta de donde está parado, para que reflexione, pero ¿hasta cuándo? ¿Cuántos jóvenes muertos más se requieren? ¿Cuánta violencia más? ¿Cuántos gobiernos idiotas más? Si el agua ya nos llegó al cuello.

¿Puedes ver el patrón?

Fue triste observar que la respuesta de muchos fue la misma, exigir, exigir a las autoridades lo solucionen, “QUEREMOS JUSTICIA” los medios como siempre aprovechándose de esto para desaparecerlo lo más rápido posible y ganar sus respectivas audiencias y televidentes para hacerse notar, y la otra televisión –las redes sociales- con la cacería de brujas, evidenciando y señalando sospechosos y a otros participantes para así puedan capturarlos y aplicar la venganza y castigo.

A sabiendas de que cada vez más aquel “criminal” está expuesto a la muchedumbre asesina como se ha venido viendo, todos colaboran en un intento decrepito de figurar como justicieros, como personas empáticas al dolor ajeno ocultando su ignorancia de lo que pasa en su país, condenan, señalan, cooperan en la captura de sus semejantes con el derecho de juzgar los actos de los demás, cual si un santo fueran, cual si su camino lleno de estiércol han terminado de limpiar, es así como son participes de la cacería de brujas, sin saber la gran carga que se echan encima al condenar a alguien, al mandarlo al matadero y solo repiten la historia una vez más, una muchedumbre de criminales ignorantes bien comidos (y otros no pero enojados) pidiendo que crucifiquen a su hermano otra vez, hermano que no se permiten conocer, porque al parecer al pueblo le encanta traer colgado al nazareno siempre en la cruz, no lo quieren bajar.

Al condenar a alguien te condenas a ti mismo

Otro caso muy sonado fue otra ya clásica reprimenda por parte del gobierno hacia los manifestantes, pero en esta ocasión fue hacia un grupo de maestros que igualmente iniciaron un paro estudiantil, como es costumbre llegado el momento un grupo de policías antimotines golpearon a los maestros para deshacer aquella manifestación, lo más curioso es que ahora esos mismos maestros que protestaron y otros que no pero apoyaban su causa sentaditos en su casa, exigen a las mismas autoridades que los golpearon a que capturen a aquellos porros golpeadores.

Y así se van repitiendo historias similares adoptando tendencias y modas según lo aprendan, cual primates observando diversas actitudes en su ambiente, imitándolo sin pensar las consecuencias de sus actos, ahora el ambiente es la TV y la otra TV (Las redes sociales) y el primate puedes ser tú, de todo corazón y con el perdón de los simpáticos chimpancés.

Ahora se encuentran nuevamente atrapados por la otra TV (Las redes sociales) quienes en su decadencia revestida de novedad, les suelta un poco más la ya vieja y oxidada cadena penitente a sus esclavos permitiéndoles figurar como protagonistas y ya no tanto como simples espectadores como lo hacía la original TV, dándoles rienda suelta a proponerse como los mejores actores de su repetida e individual película, fragmentando aún más sus sociedades haciendo la guerra de los unos contra los otros cuando son los mismos, la guerra ahora es de Caín contra Caín, criminal contra criminal, enseñando a cuidarse las espaldas, a defenderse de los asaltantes o matarlos si es posible, el miedo hablando de miedo, pero todo a un nivel de locura colectiva, locura sin fin por que buscan culpables por todos lados cuando lo están encarnando, ahora visto con los acosos a las mujeres en el transporte y más los intentos de secuestro que al parecer de intentos no pasaron, nuevamente la histeria colectiva toma a las masas quien sin darse cuenta caen en la pegajosa y aferrada charca de brea a hundirse a lento ritmo en esa negra inmundicia, llamando a una supuesta unión de un solo género desuniendo la armonía, quebrando la diversidad, manteniendo la guerra de géneros, la guerra de sexos cuando ambos padecen de lo mismo, las mismas carencias, los mismos miedos, ambos sin atender la lujuria que traen trepada, y entendemos por lujuria al abuso de la cogedera ya sea en acción, pensamiento o por omisión, o la vanidad que como fin intenta despertar bajos instintos y se ve rebasada cuando los despierta en una bestia que no puede controlarlos, pues es realmente la consecuencia de sus acciones la que les cae encima llegado el momento, pues ¿Quién realmente actúa en honor a la libertad y no al ego, o a la vanidad, o a la soberbia? Y así, todos buscan el problema, la raíz de su desdicha y nunca la ven, culpan al animal, culpan a la bestia.

Si las leyes son crueles ¿Por qué condenas a tus hermanos?

Entonces llegamos a algo curioso, el pueblo desea el dolor a su pueblo, es cierto que el enojo o el dolor nos hace decir cosas de las que luego nos arrepentiremos, pero vaya que es un círculo vicioso esta absurda creencia que parece más una excusa para lavarse esas manos, esas manos ¿qué tan limpias están? Como para que puedas levantarla para señalar a alguien sin que envenenes o ensucies al que está a tu lado.

¿Quién realmente es justo en sus actos para hablar de la justicia?

Dios, gran misterio, gran espíritu, madre tierra, pachamama, sus hijos no creen en tu justicia, aplican la de ellos…

Creen en la existencia de dios, están de acuerdo en que ÉL los guía, en que todo lo que les pasa es resultado de una serie de consecuencias requeridas para su crecimiento, para su evolución, pero aun así  condenan a quien los lastimó, a quien los ha despojado de sus pertenencias, sus posesiones, lloran porque les arrebatan esas cosas materiales que los vuelven miserables, que los vuelven esclavos, no quiero ni pensar el día que tengan que entregar el cuerpo, su vida, entregar el espíritu a dios, ese dios al que tanto le rezan para pedirle cosas, más cosas.

Entonces ¿es el pueblo mexicano un gran hipócrita? ¿Un mentiroso? ¿Un doble moral? ¿Un injusto? ¿Un doble cara?

No lo es, solo es un poco ciego.

Solo hace falta pulir más esa conciencia, pues de lo que si no se puede escapar mi pueblo es de la ignorancia, pues la verdad está frente a sus ojos, en sus hermanos, en su vida, en los árboles, en sus acciones, en sí mismo, está dentro de sí mismo, y no la ve, no la siente, la busca por todos lados, como aquel distraído que busca y pregunta por algo que tiene en la mano, la respuesta ya está ahí.

Las clasificaciones, las etiquetas, los géneros, son conceptos que desecharemos con el tiempo, para darle la bienvenida a la aceptación, al respeto, al amor, nos daremos cuenta que el hombre no nació para vengar ni ser vengado, que no es nuestro trabajo aplicar la justicia a los demás, si no que en realidad debemos ser esa justicia, ser justos en todo momento, para poder comprender que lo que nos pasa no es un castigo, sino una enseñanza nueva.

Ningún árbol da su fruto antes de tiempo y si tarda en darlo no puedes ir y obligar a que lo de, pero si puedes ir a brindarle agua para nutrirlo, puedes darle paciencia, cariño, amor, eso no cuesta o ¿Cuesta?

jueves, 24 de febrero de 2022

La Farsa del COVID - CUARTA PARTE (Muriendo de ilusiones)

 

Muriendo de ilusiones


Y yo me pregunto ¿Cuándo me voy a enfermar de coronavirus?

Ya había dejado muy claro lo que pienso y he pensado desde un principio acerca de esta falsa pandemia, así como lo difícil que ha sido para con mis amistades y familia que a día de hoy siguen defendiendo esa falsa creencia que ya parece tener más veracidad que cualquier religión y credo, inclusive la humanidad cree mas en un mundo de enfermedades que en un mundo saludable.

Alguien me dijo que no tenia caso tratar de convencer a la gente, que es una lucha perdida pues muchos han sido testigos de casos cercanos y muy oportunos (ya me están zumbando los oídos de lo bonito que hablan de mi) que los convencen de tan estúpida y vulgar falsa pandemia, ya sea -nuevamente- porque un familiar se enfermó o (con todo respeto) trascendió y LES DIJERON que fue por COVID o porque en carne propia alguna manifestación de síntomas le convencieron pues coincidían con el estúpido marco ilusorio de “síntomas del covid” y ahora inclusive lo defiende.

A tal grado de causar ya un rechazo cuando doy indicios de querer hablar del tema o apenas sugerir que es mentira (“ABURRIDOOO” gritó la devota de esta nueva religión, los testigos del covid) pero en mi espíritu chingador y jodedor siento que es abandonar a la raza, de este modo me di a la tarea de hacer un pequeño experimento, un estudio muy básico y simple, total, si se trata de un virus mortal y ya valimos verga todos, pues ¿a qué me aferro? ¿a la vida?.... ¿esto es vida para ti?

El ejercicio consistió en hacer lo contrario a lo que decían estos disque científicos, disque expertos, organizaciones basura que se hacen llamar “mundiales de la salud” disque doctores, disque conocedores, medios masivos de información y toda esa basura, lo contrario de lo que hacían mis amados familiares, amados amigos y conocidos temerosos, Sali a exponerme a esa pandemia, a ese virus mortal, sin bozal, sin careta (solo mi carota) sin guantes ni gelecito, nomas me bañe porque eso si no puede faltar.

Y a casi ya tres años de pandemia, semáforos de todos colores, noticias de cada día mas y mas contagiados, mas y mas muertos, muertos en todo el mundo, positivos y vacunas para no contagiarse, aquí sigo (y tú también), expuesto en centros comerciales, en el metropolitano (quien me conoce me habrá visto casi linchado por los trabajadores del servicio de transporte -que de servicio ya no tiene nada sino de vergüenza móvil requerida para transportarse, resultado de la asquerosa corrupción y ambición de los traidores- y pasajeros que me exigían me pusiera el bozal) en lugares conglomerados donde supuestamente el falso virus es muy fácil de adquirir, nuevamente quien me haya atestiguado sabrá que en algún momento me puse el ridículo bozal solo porque me impedía trasladarme a algún destino, he abrazado, besado, acariciado, visitado familiares y amigos (los que me dejan acercarme) y aquí seguimos, y antes que me avienten esa estupidez de “asintomáticos” pues resultaría que toda mi familia, amigos y “pacientes” (porque igual amigos son para mi) lo son, así que no, te la puedes quedar.

Esto me ha dado mucho en que pensar, pero antes, me gustaría señalar que aun después de este “Experimento” (sin final aparente pues aun lo pongo en práctica) a los ojos de los “creyentes” (que yo les diría obedientes) figuro un peligro, una amenaza de muerte hoy y siempre, muy a pesar del tiempo que llevo expuesto y sigo aquí,  me he ganado esa etiqueta de irresponsable, tonto, porque no obedezco sus reglas, una amenaza para su bienestar, indiferente e irrespetuoso pues a algún desequilibrado se le ocurrió convertirlo en falsa moral y ahora de no usarlo le estoy faltando al respeto a quien si (y se atreven a llamar a las actuales generaciones de cristal cuando son lo mismo) etcétera, cuando frente a ustedes podría ser un ejemplo de que muy probablemente, allá afuera no hay nada, de que quizás, se trata de una mentirota, un plan elaborado, una farsa para un fin en concreto, de lo contrario soy un horrible ser humano que escribe esto para que salgas sin tu amado bozal (que ya lo consideras parte de tu cuerpo) para que te contagies y perezcas, tu elije.

No me interesan las teorías, suposiciones o conspiraciones, solo me importa la verdad, y para mi la verdad (que he comprobado con mi cuerpo, con mi vida) la pandemia es una farsa.

¿Para que la implementaron? No importa, es mentira

¿Quién organiza todo esto? no importa, lo que importa es que es una mentira.

Lo dije en su momento, el que te hayan dicho que tenías o tienes covid, no quiere decir que sea verdad, te suena ridículo ¿verdad?. Ya hablare de eso.

- “¡PERO TONTO, SON DOCTORES!”

Si, y también son personas, y las personas mienten, a propósito y por ignorancia, pero no dejan de ser personas.

 

En este tiempo de disque pandemia, me tocó ver como poco a poco los guerreros que se negaban a creer en la gran farsa, fueron siendo convencidos, algunos por ver mucha TV y FACEBOOK que ya es lo mismo (muy a pesar de que ya hace mucho mucho tiempo se había dejado en claro que todo lo que dicen en esa mierda de transmisión, ya sea abierta o de paga es mentira, por lo menos la tv de México, es mentira, y hablando específicamente de sus noticieros que ya de noticieros nada tienen sino de chismerío alarmante basado en el más básico ejercicio del “correveifíjate” y del “correveidile” ya desde hace mucho tiempo se demostró y necios como perros comiendo su propio vomito regresan a tragarse la porquería que les lanzan estos hipócritas, sin vergüenza, títeres y gusanos miserables del imperio de la mentira) alguno porque conoció a un dizque doctor asalariado de algún centro de salud del gobierno (otros nefastos de los que ya hable) diciendo que es verdad pues atiende a muchos enfermos con síntomas y con eso convenció a mi paisa, otros que tenían la duda y que era un plan del gobierno y no se qué, pero al menos se negaban a creerlo, comenzaron a sentir algún síntoma y se rajaron, así nomas, primero bien salsas pero sienten algún síntoma y comienzan de putos, otros que por si las moscas.

También hubo los “a mi me dio y fue horrible” los “Me hice la prueba y salí positivo, pero no sentí nada” los “una persona se murió ahí en mi edificio donde vivo y todos a vacunarnos” los “Esos que no creen, pero nomas que se les muera un familiar y ya verán” etcétera…

Para nada es burla, es realidad, así está la gente, al menos de lo que me ha tocado evidenciar y convivir el día a día.

“¿y todos esos muertos? Si no existe el covid ¿De que murieron?”

Exactamente, es una muy muy buena pregunta ¿De que está muriendo toda la gente?

Efectivamente ha habido un aumento en enfermos, dejando la falsa pandemia a un lado, ha sido muy evidente el alza de padecimientos, esto claro le da veracidad a la farsa, pero no la hace real.

Ya había mencionado que yo no tengo suerte para no enfermarme y quien cae en dicha condición es porque carece de esa “suerte” o como respuesta a la pregunta con la que inicie este texto “pues has tenido mucha suerte” esto es falso querido lector, las enfermedades no se tratan de suerte porque cada síntoma y padecimiento que pueda tener en su sagrada navecilla terrestre es producto del trato cotidiano que usted le brinda, por lo tanto las enfermedades no son de suerte sino de responsabilidad, ya sean detalles grandes o pequeños, pero responsabilidad tanto para su interior como su exterior, así que vuelvo a maldecir aquel texto lastimero que tanto les encanta y comparten en sus redes, el del ”tienes mucha suerte de no tener esta enfermedad” asimilando su propio producto como una fatalidad ajena a su conducta y forma de vivir.

Ahora sí, ¿Porque tanto enfermo?

Eh aquí la difícil cuestión pues para conseguir una respuesta más cercana a la única y verdadera respuesta que es “Por ignorancia” tenemos que enfrentarnos a nosotros mismos, para ello hay que asimilar lo antes dicho, que no se trata de buscar alguna culpabilidad externa, algo de que cuidarse o algo/alguien que evitar, sino mas bien de meditar un poco, reflexionar sobre sus conductas, bajarle a ese ritmo tan veloz que lleva querido lector para pensar un poco en sus acciones, en su rutina y vida en general, pues como cualquier “enfermedad” o problema, no se trata de buscar la solución rápida (el ¿cómo me quito esto?) pero si aprender el remedio.

Si es que ya estamos en la misma corriente, abiertos a escuchar, pasemos a una virtud que niega en demasía querido lector, que predica gustarle, pero realmente la odia, detesta escucharla y vergüenza evidenciarla, la honestidad.

¿se ha dado cuenta de la cantidad de basura y contaminación que genera? O pensemos en la ciudad nada mas ¿sabe cuantas toneladas de basura genera la ciudad al día? ¿conoce esa cifra querido lector, o solo la de los muertos de covid?

Esta es la honestidad de la que hablo, hay que atreverse a ser honestos consigo mismo y meditar sobre su alimentación ¿Esta seguro o segura que se alimenta bien? ¿Qué de verdad nutre su cuerpo? Y de no estar seguro ¿no cree usted que eso enferma? La carne, comida chatarra, refrescos oscuros, cerveza, licores corrientes, mierda enlatada, garnachas, grasas, azucares, transgénicos, edulcorantes, colorantes, conservadores, harinas, etcétera…

No por nada proliferan las tienditas de abarrotes, comida callejera, sus oxos y demás tiendas de autoservicio.

Hasta hoy por hoy existe una tendencia a romantizar e idolatrar todos esos comercios ambulantes que ofrecen experiencias gastronómicas de insulto donde puedes sentirte todo un cerdo al atascarte de chatarra grasosa con platillos abundantes del tamaño de la estupidez, con perdón de los puerquitos.

¿no cree usted querido lector, que el abuso de estos productos o ese desequilibrio alimenticio repercuta en su salud?

El aire que respira, ¿se ha puesto a pensar la cantidad de contaminación que respira a diario? Con tanta basura que genera la ciudad, carencia de arboles que ayuden a subsanar ese desperfecto, óxidos de coches abandonados, smock y vapores venenosos de sus preciados vehículos de transporte, estiércol de perro callejero y la insana cantidad de cubrebocas desechados etcétera…

Sin mencionar la falta de ejercicio y factores como la invisible frecuencia a la que se expone a diario con sus señales de wifi para mantenerse pegada a esa baratija que ya tiene encarnada en su mano y pide sentencia de muerte a aquel que se lo quiera quitar.

He aquí el porque se ha aceptado la falsa pandemia como algo real, pues le exime de toda responsabilidad, lo pone a usted querido lector en el papel de victima pues le dice que todo lo que hace esta bien, que el problema es un vicho que muy aleatoriamente elije un pobrecito huésped y que mala suerte a llorar por él.

Lo mas triste es que esto llega al colmo de la pereza humana pues en vez de reconocer nuestros desordenes y emprender un camino de responsabilidad, alerta emocional, cuidado del cuerpo y búsqueda de paz que no es otra cosa que ese amor propio que tanto vociferan hipócritas, mejor deciden seguir igual y pagar por una vacuna que ignoran su contenido más allá del nombre que tenga y seguir engrandeciendo su estúpida moral y su descomunal ego figurando que al vacunarse, ya son buenos ciudadanos, responsables, empáticos, cooperativos, etcétera mientras los que conducen este festival ridículo de control mental se ríen a carcajadas llevando al limite la ignorancia humana, exponiendo una falsa esperanza de un pasado anhelado donde todo estaba bien y un futuro inexistente donde todo acabara, pero esto ya no acabará querido lector, pues les a funcionado, es el ultimo escalón del despertar humano, la ultima prueba, ustedes pueden salir a averiguarlo por cuenta propia tal como yo lo hice, o pueden quedarse igual en la seguridad de su casita tapándose su fuente energética mas importante (su respiración) y vacunándose con basura química para no enfermarse y morir a causa de una pandemia que no existe.