miércoles, 6 de abril de 2022

¿Que ofrece DOOM y DOOM 2 en PlayStation 4?


 

Con el éxito comercial del nuevo lanzamiento de la saga DOOM hace un par de años, por más señas en el 2016 y el anuncio de la secuela directa DOOM ETERNAL, Bethesda, quien funge como distribuidora de este programa, aprovechando la fiebre del tema, lanza a mediados del 2019 los clásicos Ultimate Doom y Doom 2 para las consolas actuales, (Ah sí, también el DOOM 3 pero ese no es un clásico) que si bien el DOOM pareciera ha estado presente en toda plataforma que se preste para correrlo por lo versátil de su código fuente, pues hasta en un cajero automático lo han hecho correr. De forma “oficial” son pocas las plataformas que han gozado de una decente adaptación de estos clásicos de ID SOFTWARE.

Esta es una opinión muy personal y casera, asi que, si esperas objetividad o imparcialidad, no será el caso, ya puedes ir cerrando el post.

Lee el texto completo aquí...


jueves, 3 de marzo de 2022

Recordando los tiempos viejos

 


Y ya después de mucho tiempo de que inicié, abandoné, retomé y abandoné de nuevo este espacio de lectura, me encuentro otra vez aquí con ganas de desahogarme.

Hace ya un rato que había mencionado cierto proyecto literario que tenía entre manos (hace 5 años que lo comencé y 4 años que lo anuncié) cuya historia es bastante graciosa, al menos para mi pues su inicio tiene lugar en un acontecimiento de hace tiempo cuando eventos sucedidos en el país afectaron mi preocupación (nuevamente) tanto en la esperanza hacia mi amado pueblo, como a -y quizás mayormente-  mi círculo social de amigos hermanos míos donde en tiempo de ya vieja experiencia en el camino azul en una búsqueda de la verdad, percibía yo actitudes y demandas de un entender o un razonar bastante arcaico en base a lo que se predicaba en este ya mencionado círculo social, esto me llevó a escribir mi descontento en un pequeño texto que decidí llamar “Justicia vs Venganza y La cacería de Brujas” este texto lo publiqué aquí en este BLOG, y que debido a la mediocre información que circula en redes sociales y de la cual ahora todos están adoptando como la nueva TV donde cada vez que intentan figurar su conocimiento y pensares solo evidencian la nefasta cantidad de tiempo que pasan a merced de esta ahora “chismografía celeste” donde las supuestas noticias -que de noticia nada tienen- basadas en el antiguo arte del correveyfijate y el correveydile ha provocado que toda información sea pasajera, vana, pervertida y se pierda a velocidad record en aquel mundo, lo que hizo que mi texto pasara completamente desapercibido (sin ofender a las siete lecturas registradas por el BLOG donde tres eran mías) en la búsqueda de que este corazón hecho texto llegara a otras personas y latitudes, intenté meterlo en alguna revista o periódico local donde fuera aceptado, fue rechazado por no tratarse (yo merengues) de un “personaje conocido” (pues muchos me preguntaban ¿y usted es periodista? O ¿y de donde es usted? ¿sale en la tele?) y más importante protegido por derechos de autor, esto último es necesario al parecer para publicar cualquier texto dentro de cualquier producto público de cualquier índole regido por estas leyes y condiciones, así no les causo problemas legales y de paso me protejo a mí mismo de piratas y ratas que se vieran interesados por sacarle provecho a esas quizás tres hojitas de Word a 11 puntos que había escrito, desmotivado pero no vencido investigue la forma de registrarme ante “Indautor” o como sea que se escriba, con la ayuda de una querida amiga que me facilitó muy buena información al respecto, lamentablemente, yo tenía que ser dueño de una obra literaria -en este caso- para poder hacer el trámite, con dicha obra ya impresa y diversas condiciones que si investiga un poco el tema querido lector podrá descubrir, las tres hojitas de Word a 11 puntos que había escrito no fungían para nada como una obra literaria, así que consideré la posibilidad de crear una para poder meter mi tan mencionado texto dentro de la misma y así llegue a más público.

Al parecer mas allá de la crítica social e irregularidades de mi entorno, tenía sustancia exquisita que expresar, conocía muchas historias que quería compartir, muchas muchas experiencias vividas en mi recorrido de la niñes a la edad adulta, y de esta propuesta salieron bastantes textos que adapté a cuentos cortos de narrativa, esto sin saber nada de literatura ni gramática, pensé en que si había reglas para esto me las pasaría por el arco de triunfo.

Y aunque dos que tres personas muy valiosas y cercanas quisieron apoyarme económicamente para materializar este trabajo en ya una obra literaria, me negué a aceptarlo pidiendo apoyo de otra índole, la de sus corazones, en vez de aceptar dinero les presente diversos cuentos pidiéndoles su honesta opinión, cuentos que intercambiaba dependiendo la persona, eso me ayudaría muchísimo desde mi condición de querer cambiar muchas partes de los distintos textos, y en efecto así fue, las opiniones me levantaron el animo lo que me motivó a seguir echándole galleta, después de escribir a lo bestia me propuse implementar la misma practica con los grandes amigos que se decían ser mis amigos, para ello utilice a la ramera de Facebook pues al parecer ahí están todos conglomerados y desde ahí les pedí un parote.

Conocidos muy cercanos, amigos de tiempo e inclusive personajes del ya mencionado circulo social al que estaba yo enamorado, y vaya sorpresa me di al darme cuenta que después de 4 años (y sigo esperando que esos disque amigos se acuerden) de los casi 50 que pedí el favor, solo 2 respondieron, solo 2 leyeron los tres cuentos (mandé tres por persona) y solo 2 hermosas personas se tomaron el tiempo para leer y decirme al menos, pues me gustó o la neta no me gustó.

Por supuesto que esto provoco que le echara mas galleta al asunto y me hizo entender muchas cosas, cosas contundentes que en efecto aplicaría tanto a mi vida diaria como a mi percepción y entendimiento de los diferentes conceptos que replica esta raza de humanos, a tal grado que hoy por hoy me simplificó mucho mucho las cosas pues aprendí a confiar mas en mi mismo y ahora pienso que todo aquel que cree que la pandemia existe, es un idiota, sin sentido común, así de fácil.

Pero bueno, el proyecto está detenido y hoy me da gusto retomarlo, y claro agradesco no haberme dejado llevar por lo fácil pues de haberlo publicado seguro me arrepiento pues hoy leyendo ciertos escritos pues qué barbaridad, requieren un retoque, pero bueno para que yo comenzara a escribir sin parar esa fue la idea detonante, la voluntad incansable de realizar esta obra literaria: meter mis tres hojitas de Word a 11 puntos para que sean leídas, sin embargo no encontré lugar ni forma de integrar esto en una historia, así que la expongo aquí como nota final, esperando le interese leerla y de ser así, le haga recapacitar varias cosas acerca de nuestro comportamiento ante nuestra posición de sociedad civil, habitante, pueblo o gente en este amado hogar llamado México, donde todos somos gente, gente de México.

Los acontecimientos expresados en este texto ya llevan  un ratote que pasaron, imagínese querido lector, fueron antes de la falsa pandemia, y como ya nadie recuerda nada antes de la falsa pandemia pues le va a sonar extraño, pero no se deje engañar, que los mexicanos (desde mi mas sincera opinión) poco han evolucionado.

 

Justicia vs Venganza y la Cacería de Brujas

¿Sabes diferenciar entre justicia y venganza?

Es triste saber que aún existe en estos tiempos una forma de creer donde - al menos aquí en los mexicos - "justicia" es sinónimo de castigo, el sistema de justicia que tiene México se basa en castigar a aquel que ha cometido un delito, y delito a los ojos de los jueces más hipócritas del sistema de gobierno y de la sociedad, ósea todos.

Aquí choco terriblemente porque quizá la experiencia que tengo con este tema es sobre todo negativa, pues la mayoría de conocidos que tengo que pisan la cárcel o son sometidos a este “sistema de justicia” por ya sea sus arranques de desesperación por la situación económica o el muchas veces triste estilo de vida que llevan, consecuencia del mismo sector educativo y social, resulta que salen peor de como entraron, y con peor me refiero a que un castigo consecuencia de una agresión o un delito hacia un semejante solo crea mayor odio o desesperación de la que ya carga el sujeto, haciendo más complicada su ya de por sí difícil situación, pues, en vez de indagar o desenmarañar los misterios de una mente carente de compasión o respeto a sus semejantes, el sistema de justicia se limita – terrible y perezosamente y como ya dije- a implementar un castigo igual o incluso peor y más criminal que el del propio sujeto, imponiendo un intento de reflexión hacia sus acciones que obviamente no dará resultado, e incluso agravian el dolor y odio, convirtiendo a las absurdas e injustas leyes de un sistema de gobierno en amenazas directas hacia el pueblo, solo para mantenerlo a raya cumpliendo el concepto de control sobre la sociedad que le permite exprimirla a voluntad.

Para esto basta con permitirse dialogar con alguien que ha pisado la cárcel o un anexo para darse cuenta del terrible trato que reciben por parte de las supuestas autoridades que rigen estos patíbulos sanguinarios.

Por otro lado, es realmente triste que el pueblo mexicano crea en este arcaico sistema de justicia -que de justicia nada tiene-  casi ostentando que entienden el concepto de la misma y hasta creen ser candidatos perfectos para dictarla, para fungir como jueces.

Y este es el verdadero problema, que todos toman el papel de juez, sentenciando y condenando a sus semejantes con el limitado concepto del OJO POR OJO dando vida a esa “Tierra de Hipócritas” de la que habla aquel poeta.

Lejos de pedir justicia, lo que realmente piden es venganza, piden el castigo hacia aquel que los ha ofendido, los ha lastimado, los ha insultado, provocado, asustado, contestado mal o hasta los ha visto feo, porque realmente ¿quién se mira a si mismo antes de juzgar a otro?

¿Qué te Gobierna México?

Es verdad que México presume de un sistema de gobierno bastante eficiente, pero en realidad es que no gobierna nada, está claro que no dirige, no ayuda, solo figura, impone, pero yo te pregunto querido lector ¿es realmente el gobierno quien te gobierna? O ¿Qué es eso que te gobierna?

¿Somos o no somos?

Pero aquí hay una contradicción bastante peculiar, la sociedad ya está muy molesta, está harta, está emputada mijo, al preguntar sobre la situación de su pueblo, es curioso cómo no pueden esperar a revelar todas esas quejas que tienen hacia sus gobernantes, tachando así a su gobierno como lo peor y principal responsable de sus desdichas, mucha corrupción, mucha violencia, pereza, injusticia, indiferencia y muchos conceptos negativos que por alguna razón tienen bien ubicados ¿será porque tienen que lidiar con ellos día con día?

Pobreza, corrupción, crimen, desfalco, inseguridad, injusticia, robo, etcétera… Vaya que es interesante como las personas hablan de su casa, de su hogar.

Ahora lo curioso es que ante cualquier adversidad ¿Por qué acuden a él?

Es decir, si no están de acuerdo con las leyes ¿Por qué acuden - digamos - a las ineficientes autoridades cuando son víctimas de un asalto? ¿O cuando tradicionalmente los porros aplacan una manifestación? ¿O cuando se tapan las coladeras inundando las calles por esa enfermedad llamada consumismo que se transforma en basura y que resulta que nadie tiró? ¿O porque se cuelgan “ilegalmente” de los postes de luz? ¿O porque hay baches? ¿O porque hay un drogadicto afuera de su casa? ¿O porque hay un carro mal estacionado? ¿O porque el vecino hace mucho ruido y no te deja dormir? ¿O porque hay gente pobre en las calles? ¿O porque los “Ninis”? ¿O porque hay un tipo misterioso afuera de su casa que les da miedo? O porque ¡CHINGUE A SU MADRE EL GOBIERNO!

¿A poco no es eso una hipocresía?

Mi amigo Aniceto me contaba lo furioso que estaba con sus compañeros de trabajo y más que nada con su jefe, pues resulta que fue suspendido un día sin gozo de sueldo pues decidió no presentarse a trabajar un día sábado que casualmente coincidía con un peculiar número de día en su calendario que resulta ser “Festivo” a lo que según las leyes debe pagarse al doble o triple, como esto último no sería “respetado” decidió no presentarse a trabajar en honor a la revolución y la democracia y un poco de rebeldía, casualmente poco después fue corrido del trabajo por un largo historial de faltas injustificadas y retardos en su horario laboral y un poco de rebeldía.

Es un ejemplo bastante absurdo lo admito, pero a eso me refiero, Aniceto era el primero en quejarse de las leyes laborales de la empresa o cualquier otra ley y ni se diga a la hora de llevarlas a la práctica, pero cuando se trata de un beneficio para Aniceto se le olvida su revolución y su rebeldía.

Lo mismo pasa con el gobierno, el pueblo ya lo considera ineficiente pero aun así no deja pasar la oportunidad para exigirle resultados, exigirle un cambio, exigir acabe con la pobreza, exigir acabe con la corrupción, exigir acabe con la inseguridad, exigir acabe con los secuestros, exigir dé fin a los acosos, exigir aumente el salario mínimo, exigir acabe con la delincuencia, exigir exigir exigir…

¿Qué te Gobierna México?

¿Es codependencia? O ¿Por qué se sigue reconociendo a un gobierno como tal? Porque a decir verdad, creer que el gobierno tiene la obligación de resolver todo lo ya mencionado solo porque usted querido lector paga impuestos, me parece más una absurda escusa y pretexto para culpar a alguien y poder mantener a flote el mediocre madero de sus vicios y apegos, porque seamos sinceros ¿Dónde vienen esos impuestos? ¿De qué forma se hace rico el gobierno y las empresas? Y ¿Qué tan fuerte es su voluntad, querido lector,  para detener su consumo, adicciones y comodidades para hacer temblar el sistema entero? Estamos conscientes de que vicios y adicciones hay muchos, no solo el alcohol o el cigarro o las drogas lo provocan, azucares, refrescos, internet, TV, tecnología, electrónica, el trabajo, el chisme, la crítica, la ira, la burla, la ofensa, la mentira, la vanidad, los deseos, la cogedera, religión, por mencionar algunos, ni buenos ni malos, vicios, apegos, todos consecuencia de una carencia en su ser, en su espíritu, carencia que debe ser encontrada y trabajada, ¿Estamos listos para eso? Porque debe saber que tiene la fuerza suficiente para cambiar cualquier aspecto de su vida, de lo contrario lo único que hacemos es culpar a alguien más de nuestra participación y oportunidad con el prójimo en el servicio, se cree la víctima y toma el papel de juez para sentenciar e imponer cambios a su entorno y nunca a su centro.

¿Justicia por mi propia mano?

En el otro extremo, el pueblo harto de la vida que lleva decide que si las autoridades no capturan y ajustician a los criminales, lo hará el propio pueblo haciendo justicia por su propia mano. ¿Cuál es esa mano? ¿De qué modo?

Justicia vs Venganza

“Justicia no es castigo, justicia sin amor es injusticia, ¿Cómo la justicia va a castigar o destruir a un ser llamado criminal o violento cuando ya está destruido y es por ello que delinque?”

Ya no se trata de quien la deba si no de quien la pague

Poco a poco los casos en los que el pueblo reprende, golpea, quema vivos y asesina a supuestos criminales van tomando fuerza, al parecer esta es la definición de justicia que el pueblo tiene, un acto de violencia, un ritual demoniaco donde la muchedumbre desahoga su furia, su miedo, su inseguridad que es miedo igualmente, su ignorancia, su decadencia, sus frustraciones, su resentimiento, su dolor, su cobardía, su impotencia, su locura y lo llaman justicia.

Es solo el dolor del ego el que clama venganza, no justicia, su justicia no es justicia, es simple venganza.

Somos seres muy sensibles y estamos conectados unos a otros y así mismo con todo lo que nos rodea, cualquier acto de odio o violencia hacia un semejante en consecuencia lo sentiremos en nosotros mismos, pero la interpretación ya depende de cada mente, pues puede generar en ti empatía y en otro gusto y en otro compasión y en otro impotencia y en otra tristeza y en otra dolor y en otro gracia y así un sin fin de sentimientos, pero el acto es para todo aquel que lo presencia, por eso mismo es muy importante no dejarse gobernar por las emociones, estar alerta, en su centro, centrado, sereno moreno, no estar en la pendeja pues, tu creencia de justicia no es la misma para otro, aquí empieza la cacería de brujas.

Hace poco tiempo se dio un evento en el CCH Azcapotzalco donde una manifestación fue reprimida con violencia por otros manifestantes que han etiquetado como porros, un evento bastante triste pues evidencia lo limitada y retrasada que está la sociedad y el país.

Esto desató en el pueblo hipócrita un llamado a las autoridades para que se haga venganza, para que todos estos jóvenes golpeados y que algunos hasta al hospital fueron a dar, sean vengados.

Esto es un tema bastante controversial, fuera de las razones por las que los alumnos agredidos decidieron hacer paro estudiantil y manifestarse, que están en todo derecho pues es una respuesta a las irregularidades que aparecen en el plantel y que solo son comprendidas por aquel que trabaje y estudie ahí y que la violencia nunca es solución para nada, hay algo fuera de todo esto que me llama mucho la atención, la hipocresía del pueblo.

Y es que parece ser que solo encarcelados, hospitalizados, golpeados o muertos existen para el pueblo, y solo así prestan atención.

¿Qué quiere decir esto?

Que todos estos eventos tan “FUERTES” que pasan, el nivel de violencia que hay en el país, es una especie de requerimiento para despertar, lamentablemente se requiere de estos cantos catastróficos para que el pueblo preste atención, para que se dé cuenta de donde está parado, para que reflexione, pero ¿hasta cuándo? ¿Cuántos jóvenes muertos más se requieren? ¿Cuánta violencia más? ¿Cuántos gobiernos idiotas más? Si el agua ya nos llegó al cuello.

¿Puedes ver el patrón?

Fue triste observar que la respuesta de muchos fue la misma, exigir, exigir a las autoridades lo solucionen, “QUEREMOS JUSTICIA” los medios como siempre aprovechándose de esto para desaparecerlo lo más rápido posible y ganar sus respectivas audiencias y televidentes para hacerse notar, y la otra televisión –las redes sociales- con la cacería de brujas, evidenciando y señalando sospechosos y a otros participantes para así puedan capturarlos y aplicar la venganza y castigo.

A sabiendas de que cada vez más aquel “criminal” está expuesto a la muchedumbre asesina como se ha venido viendo, todos colaboran en un intento decrepito de figurar como justicieros, como personas empáticas al dolor ajeno ocultando su ignorancia de lo que pasa en su país, condenan, señalan, cooperan en la captura de sus semejantes con el derecho de juzgar los actos de los demás, cual si un santo fueran, cual si su camino lleno de estiércol han terminado de limpiar, es así como son participes de la cacería de brujas, sin saber la gran carga que se echan encima al condenar a alguien, al mandarlo al matadero y solo repiten la historia una vez más, una muchedumbre de criminales ignorantes bien comidos (y otros no pero enojados) pidiendo que crucifiquen a su hermano otra vez, hermano que no se permiten conocer, porque al parecer al pueblo le encanta traer colgado al nazareno siempre en la cruz, no lo quieren bajar.

Al condenar a alguien te condenas a ti mismo

Otro caso muy sonado fue otra ya clásica reprimenda por parte del gobierno hacia los manifestantes, pero en esta ocasión fue hacia un grupo de maestros que igualmente iniciaron un paro estudiantil, como es costumbre llegado el momento un grupo de policías antimotines golpearon a los maestros para deshacer aquella manifestación, lo más curioso es que ahora esos mismos maestros que protestaron y otros que no pero apoyaban su causa sentaditos en su casa, exigen a las mismas autoridades que los golpearon a que capturen a aquellos porros golpeadores.

Y así se van repitiendo historias similares adoptando tendencias y modas según lo aprendan, cual primates observando diversas actitudes en su ambiente, imitándolo sin pensar las consecuencias de sus actos, ahora el ambiente es la TV y la otra TV (Las redes sociales) y el primate puedes ser tú, de todo corazón y con el perdón de los simpáticos chimpancés.

Ahora se encuentran nuevamente atrapados por la otra TV (Las redes sociales) quienes en su decadencia revestida de novedad, les suelta un poco más la ya vieja y oxidada cadena penitente a sus esclavos permitiéndoles figurar como protagonistas y ya no tanto como simples espectadores como lo hacía la original TV, dándoles rienda suelta a proponerse como los mejores actores de su repetida e individual película, fragmentando aún más sus sociedades haciendo la guerra de los unos contra los otros cuando son los mismos, la guerra ahora es de Caín contra Caín, criminal contra criminal, enseñando a cuidarse las espaldas, a defenderse de los asaltantes o matarlos si es posible, el miedo hablando de miedo, pero todo a un nivel de locura colectiva, locura sin fin por que buscan culpables por todos lados cuando lo están encarnando, ahora visto con los acosos a las mujeres en el transporte y más los intentos de secuestro que al parecer de intentos no pasaron, nuevamente la histeria colectiva toma a las masas quien sin darse cuenta caen en la pegajosa y aferrada charca de brea a hundirse a lento ritmo en esa negra inmundicia, llamando a una supuesta unión de un solo género desuniendo la armonía, quebrando la diversidad, manteniendo la guerra de géneros, la guerra de sexos cuando ambos padecen de lo mismo, las mismas carencias, los mismos miedos, ambos sin atender la lujuria que traen trepada, y entendemos por lujuria al abuso de la cogedera ya sea en acción, pensamiento o por omisión, o la vanidad que como fin intenta despertar bajos instintos y se ve rebasada cuando los despierta en una bestia que no puede controlarlos, pues es realmente la consecuencia de sus acciones la que les cae encima llegado el momento, pues ¿Quién realmente actúa en honor a la libertad y no al ego, o a la vanidad, o a la soberbia? Y así, todos buscan el problema, la raíz de su desdicha y nunca la ven, culpan al animal, culpan a la bestia.

Si las leyes son crueles ¿Por qué condenas a tus hermanos?

Entonces llegamos a algo curioso, el pueblo desea el dolor a su pueblo, es cierto que el enojo o el dolor nos hace decir cosas de las que luego nos arrepentiremos, pero vaya que es un círculo vicioso esta absurda creencia que parece más una excusa para lavarse esas manos, esas manos ¿qué tan limpias están? Como para que puedas levantarla para señalar a alguien sin que envenenes o ensucies al que está a tu lado.

¿Quién realmente es justo en sus actos para hablar de la justicia?

Dios, gran misterio, gran espíritu, madre tierra, pachamama, sus hijos no creen en tu justicia, aplican la de ellos…

Creen en la existencia de dios, están de acuerdo en que ÉL los guía, en que todo lo que les pasa es resultado de una serie de consecuencias requeridas para su crecimiento, para su evolución, pero aun así  condenan a quien los lastimó, a quien los ha despojado de sus pertenencias, sus posesiones, lloran porque les arrebatan esas cosas materiales que los vuelven miserables, que los vuelven esclavos, no quiero ni pensar el día que tengan que entregar el cuerpo, su vida, entregar el espíritu a dios, ese dios al que tanto le rezan para pedirle cosas, más cosas.

Entonces ¿es el pueblo mexicano un gran hipócrita? ¿Un mentiroso? ¿Un doble moral? ¿Un injusto? ¿Un doble cara?

No lo es, solo es un poco ciego.

Solo hace falta pulir más esa conciencia, pues de lo que si no se puede escapar mi pueblo es de la ignorancia, pues la verdad está frente a sus ojos, en sus hermanos, en su vida, en los árboles, en sus acciones, en sí mismo, está dentro de sí mismo, y no la ve, no la siente, la busca por todos lados, como aquel distraído que busca y pregunta por algo que tiene en la mano, la respuesta ya está ahí.

Las clasificaciones, las etiquetas, los géneros, son conceptos que desecharemos con el tiempo, para darle la bienvenida a la aceptación, al respeto, al amor, nos daremos cuenta que el hombre no nació para vengar ni ser vengado, que no es nuestro trabajo aplicar la justicia a los demás, si no que en realidad debemos ser esa justicia, ser justos en todo momento, para poder comprender que lo que nos pasa no es un castigo, sino una enseñanza nueva.

Ningún árbol da su fruto antes de tiempo y si tarda en darlo no puedes ir y obligar a que lo de, pero si puedes ir a brindarle agua para nutrirlo, puedes darle paciencia, cariño, amor, eso no cuesta o ¿Cuesta?

viernes, 23 de julio de 2021

Re-escrito


Hola saludos de nuevo, me atrevo a ocupar este espacio para re publicar un pequeño escrito que hace unos pocos ayeres escribí, se trata de un relato contado desde el corazón de una pequeña niña que goza de toda lluvia que se atreva a descender sobre estas sedientas tierras de asfalto gris.

Lleva por nombre “Aromas de la lluvia” y lo cuelgo aquí en la red de forma completamente gratuita para disfrute de todo aquel que tenga la dicha de gozar la lectura “simple”

Muchas gracias.

(Para descargar “Clik” sobre la imagen)


 

martes, 25 de agosto de 2020

Detallitos

Pues una rápida noticia respecto al blog, como ya habrá notado ha sufrido un rediseño en sus colores y diseño, nada que merezca la pena comentar, solo unos cuantos detallitos.

 Lo más destacable es la “División” del blog o mejor dicho de los temas donde “pregúntale a la muerte” ahora tiene página propia, en la barra de navegación que se encuentra bajo la cabecera del blog encontrara el enlace a dicha sección, cabe mencionar que todas las preguntas y respuestas ya hechas ahora se encuentran allá, si no tiene la menor idea de cómo interpretar mis señalizaciones, me temo querido lector que va tener que buscarle.

Al parecer el encargado de esta sección nos deleitara con nuevos legajos que ya se están cocinando para continuar con la tradición iniciada en este espacio de lectura.

Igualmente cabe señalar que el Ricardo, quien puso la primera piedra en este blog ahora tiene un espacio personal y vaya que es personal, donde irá colocando los escritos de su autoría, los cuales eran los de carácter político y social, además de los cuentos cortos y una que otra anécdota, todos (o algunos) ya se encuentran en dicho espacio, si gustan de su opinión u narrativa no lo piensen más y vallan a leerlo que muchas cosas interesantes tiene por decir, pueden encontrar el link a su blog acá a un ladito donde dice “Amigos”.

De este modo acá se queda el buen compartir, análisis, recuerdos y reseñas no tardaran en aparecer nada más un tiempecito me dé para completar proyectos.

Sin más por el momento pido disculpas por el abandono a este espacio.

Muchas gracias por leer.